Introducción a las Prácticas Femdom Ella

28 enero, 2016

Para escribir esta sección nos hemos intentado poner en la piel de una mujer que comienza en este camino y que no quiere ser manipulada por la parte sumisa. Tenéis que identificar y saber manejar a aquellos sumisos que solo les interesan ciertas prácticas para su uso y disfrute personal. También os mostraremos el amplísimo abanico de prácticas que os ofrece este mundo nuevo, este fascinante mundo nuevo.

Para realizar la sección de la mejor manera y documentarnos correctamente, hemos estado visitando muchas páginas. No queremos mostrar las maravillas del FemDom y dejarnos por el camino alguna practica por desconocimiento. En esta primera intrusión en el mundo interactivo, hemos buscado páginas en castellano y nos hemos encontrado con un exceso de información. Y eso que no hemos tocado las páginas en inglés, que seguro que nos muestran un sinfín de opciones más.

Algo de lo que nos hemos percatado rápidamente es que la mayor parte de la información encontrada está enfocada desde un punto de vista masculino. La poca que hemos visto en un “formato masculino” no nos ha llenado nada, dando una impresión de que esos textos o relatos no tenían detrás una mano femenina.

Hemos encontrado algunos ejemplos que no nos han gustado, por ejemplo el de una persona que no es sumisa, es Swicht (palabra que engloba a personas que cumplen con los dos roles). Este susodicho señor, indica una serie de exigencias para ser una “BUENA DOMINA”. Es gracioso leer cómo exigen al género femenino algo que él, como hombre dominante, ni en siete vidas es capaz de hacer. Ni él, ni muchos de los dominantes que conocemos. Pero bueno, tiempo habrá para analizar el texto de este caballero, un artículo con el que seguro se quedó muy a gusto cuando lo escribió.

Saliendo de este pequeño ejemplo que os hemos puesto y volviendo a la búsqueda antes mencionada, lo primero que nos hemos encontrado es que debemos realizar una exhaustiva y concisa definición de lo que entendemos por una relación D/s

Una vez establecidas las bases con las que vamos a regirnos, tenemos que entrar nuestro rol y saber cuál debe ser nuestra actitud, aptitud, las negaciones y permisos que daremos a nuestros sumisos… en definitiva, un montón de variables que tienes que controlar tú como parte dominante de la relación. Y todo esto, como pasos previos a una futura práctica real.

Todo esto será convenientemente diseccionado para que tengáis muy claro qué es lo que podéis hacer. En realidad no es tan complicado, sentido común y prudencia.

Siguiendo con nuestro análisis de la información encontrada, hemos realizado un listado de todas las prácticas que hemos encontrado, tenemos más de cien!! Y ahora cuál de todas elegimos para realizar??? No son demasiadas??? Quienes formamos el Akelarre hemos realizado muchas de ellas, otras no nos llaman la atención e incluso las hay, que nos repelen. Para nosotras también existen retos que superar, quizás el uso de agujas en nuestros queridos sumisos??

Para escribir y poder aconsejaros sobre cualquier práctica, antes nos documentaremos y pasaremos a la acción para poder transmitirlo de la mejor manera, tanto si se trata de una práctica sencilla como si es una práctica en la que debamos contactar con Dóminas expertas en la materia. Todo por acercaros el mayor número de prácticas posibles.

Tranquila que como todo en esta vida… LA PRACTICA HACE A LA MAESTRA!!!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies