Limpieza de juguetes BDSM primera parte

24 Junio, 2017

Muy a menudo no somos conscientes de lo importante que es mantener la higiene de nuestros divertidos juguetes, de está manera evitaremos infecciones y podremos jugar con tranquilidad sin riesgo de que un nuestros juegos son seguros. Podemos comenzar por lo más elemental, si acabamos de usar un juguete con una persona por ejemplo una fusta, no debemos usarlo en otra persona sin haberlo higienizado previamente. Si estamos jugando con dos personas simultáneamente no es nada seguro ni higiénico utilizar este mismo instrumento indistintamente de una a la otra ¿por que? comenzaremos por lo más evidente, la sudoración de la piel y las micro heridas. Si una de las personas tiene alguna infección sanguínea o cutánea y esta infección pasa al juguete y con el mismo jugamos con una tercera persona sin haberlo lavado y tratado podemos contagiar a esta última, provocando un disgusto que podemos evitar. A continuación desglosamos los materiales para poder higienizar cada tipo.

Juguetes de látex:

Resultado de imagen de viviclean

Si el juguete es un dildo, plug, mordaza, etc. lavaremos el mismo con agua tibia y viviclean incidiendo bien sobre cada recoveco del mismo insistiendo en las curvas y hendiduras. Procederemos a secarlo con una gasa que no desprenda pelusa y rociaremos el mismo con un bactericida antiséptico para asegurarnos que el juguete queda completamente limpio, secaremos esta solución con una gasa esteril y listo para volverlo a usar. Importante es que si vamos a usarlo con más personas prevengamos posibles sustos colocando un preservativo ya sea de látex o caucho en el mismo y en el caso de la mordaza por ejemplo, podemos envolver la parte que estará en contacto con los fluidos bucales con un preservativo o film transparente asegurándolo para que no corramos el riesgo asfixia al romperse alguno de estas dos protecciones.

Juguetes de silicona médica, de goma o plástico:
Jabón Antibacterial Triclosan (Quirúrgico) BonfarSeguiremos el mismo proceso de lavado cambiando de jabón por uno bactericida (yo utilizo el de la marca Bonfar, es de amplio espectro y me va muy bien) y en el caso de no disponer de este tipo de detergente usaremos uno neutro procediendo con las mismas pautas de lavado que con el látex. Si el juguete (dildos, plugs, etc) queremos esterilizarlo podemos hervirlo en agua durante siete minutos como si se tratara de una tetina de bebé o una copa menstrual.

Juguetes de vidrio o pyrex:
Lavaremos el juguete con agua tibia y jabón al igual que los anteriores evitando meterlos al lavavajillas, excepto cuando sea de pyrex que podremos meterlo sin problema en el mismo.

Juguetes de metal:
Lo lavaremos primero con agua y jabón, para proseguir hirvíendolo en agua previo aclarado durante 12 min, secamos con una gasa que no desprenda pelusa y podremos volverlo a utilizar. Los juguetes de medical tienen un proceso distinto que merece todo un post y que muy pronto publicaremos.

Y hasta aquí la primera parte de la limpieza de juguetes, proseguiremos con el resto de materiales en la segunda parte.

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies